cerrar


    Questo sito è protetto da reCAPTCHA. Si applicano le norme sulla Privacy e i Termini del servizio di Google.

    El filósofo de la Antigua Grecia.

    Pitágoras

    La figura del griego Pitágoras está envuelta en las brumas de la leyenda. Sea como fuere, su nombre está todavía hoy vinculado a un enunciado descubierto diez siglos antes de su nacimiento y probablemente probado después de su muerte: el teorema de Pitágoras.

    Pitágoras, que vivió en el siglo VI a.C., fue un filósofo, matemático, taumaturgo, astrónomo, científico y político de la Antigua Grecia.

    Se le recuerda como el fundador de la histórica escuela que lleva su nombre, en la que se desarrollaron los conocimientos matemáticos y sus aplicaciones, como el conocido teorema de Pitágoras. Sin embargo, su influencia fue mucho más allá, dado que su pensamiento tuvo una enorme importancia para el desarrollo de la ciencia occidental, porque él fue el primero en entender la eficacia de las matemáticas para describir el mundo.

    Un dato relevante es su traslado de Grecia al sur de Italia, donde fundó, concretamente en Crotone, una famosa escuela filosófica -que se considera la fuente y el origen de la llamada “filosofía itálica”- en forma de comunidad religiosa con intenciones de regeneración moral y política. La doctrina que más comúnmente caracteriza la filosofía pitagórica es la que considera el número como esencia de todas las cosas, pues todo aspecto de la realidad viene dado por una relación recíproca o armonía de cantidades contables (el modelo por excelencia fue considerado la concordancia de los sonidos, es decir, la sinfonía, realizada en la música a partir de intervalos matemáticos).

    Los discípulos de Pitágoras vivían en una comunidad organizada y regulada por las leyes del mismo maestro y cultivaban las disciplinas del quadrivium (música, aritmética, geometría y astronomía). Además, creían en el poder mágico de los números y los cultos órficos. Los pitagóricos fueron los primeros en fundar una escuela de educación superior, en Metaponto y Kroton, muy similar a las universidades actuales.